2012, un año a olvidar para el colectivo autónomo

2012, un año a olvidar para el colectivo autónomo

El año que acaba de concluir ha sido un año económicamente inquietante. A la subida de tributos se ha unido un hundimiento del consumo en nuestro país. El colectivo de los autónomos ha sufrido una auténtica debacle entre sus filas ya que durante 2012 el colectivo autónomo ha visto como 43.000 de sus miembros optaban por cesar su actividad y eso si tomamos los datos entre enero y octubre del pasado año. Con los datos actualizados del mes de diciembre no sería raro llegar a las 50.000 bajas en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos.

Otro efecto pernicioso para la actividad de los autónomos ha sido la subida del IVA. Desde el 1 de septiembre los autónomos y pequeños empresarios han tenido que cargar a sus clientes un IVA del 21% en vez del 18% anterior. Otro hecho pernicioso en lo que respecta al IVA ha sido que muchos autónomos han tenido que tributar por facturas con IVA que todavía no habían cobrado.

Hasta el mes de octubre los autónomos españoles han pagado a Hacienda 635 millones de euros de facturas que han emitido pero no han cobrado. De ese modo además haber disminuido la facturación, los autónomos se encuentran financiando gratis al estado. Otra espada de Damocles es la subida de la cotización del IRPF, pasando del 15 al 21%. El aumento de 6 puntos, siempre según las promesas del gobierno, durará solo hasta el 2014. A partir de ese año el PIB se situará en el 19%.

Fuente: El Confidencial    |    Imagen: meddygarnet  

Te puede interesar

Escribe un comentario