A moverse, becado, por el Mundo!

Moverse para aprender idiomas

Hay gente que se mueve por el Mundo, de un lado a otro, conociendo países y chapurreando varios idiomas… Los ciudadanos anclados a su vida rutinaria miran a esos emprendedores y aventureros como triunfadores, atrevidos y sobretodo, ricos…

Pero hoy vengo a desmontaros esas falsa creencias… Para moverse a tutiplén, no es necesario un derroche total económico, ni siempre se trata de irse a buscarse la vida con lo puesto, sin saber dónde se pasará la noche y qué habrá para comer mañana… Mucha de esta gente que se va a conocer lo internacional, lo tiene todo resuelto desde casa. Tan sólo ha navegado paciéntemente con internet.

Y es que a través de Ministerios, Universidades, Fundaciones, Consejerías, etc, el avispado buscador puede encontrar centenares de becas para estudios y para ciertos trabajos que resuelven la manutención, el alojamiento, la ida, la vuelta, y hasta las hay que te pagan por algún servicio que vayas a realizar allá. Hay quien piensa que le sale más barato que quedarse en casa…

Las hay de todo tipo, y no sólo las hay dirijidas a alumnado universitario. Podemos encontrar desde las conocidas “Séneca”, “Erasmus” o “Leonardo”, hasta otras más desconocidas y dirijidas a jóvenes de cualquier profesión, los cuáles son requeridos para reabilitar algún monumento histórico, enseñar español, o  realizar actividades lúdicas con personal discapacitado… Estas tienen un aire más de “Voluntariado”, y las podemos encontrar bajo el nombre de “Grupos de trabjo”.

Así que ya no penséis que el viaje al extranjero es digno de unos cuanto afortunados, porque sólo hacen falta ganas de buscarse la vida y horas de revisión de entidades financiadoras… Si os enteráis de alguna bequita interesante para mujer joven con ganas de aprender inglés, os agradeceré que dejéis la información por aquí… Me vendrá de perlas, jeje!

Te puede interesar

Escribe un comentario