Acceder a la Universidad después de los 40

acceso a la universidad para mayores de 40 añosMuchas personas opinan que comenzar una carrera universitaria llegada la edad adulta, el trabajo, la familia y las obligaciones no es sensato, y que el tiempo académico ya pasó. Sin embargo, la actual situación económica actual está provocando un cambio de mentalidad, y son muchas las personas que se empiezan a plantear proseguir con su formación académica en la rama universitaria.

Es por ello por lo que en el mes de Junio del año 2008 se aprobó un Real Decreto, el 1892/2008, que conseguirá hacer realidad los sueños de muchas personas que, por diversos motivos, tuvieron que aparcar sus estudios superiores.

Así que desde el pasado mes de Junio, toda persona mayor de 40 años que lo desee  podrá entrar en la Universidad, y sin necesidad de realizar ninguna prueba de acceso “tradicional”. El/la aspirante deberá acreditar que posee experiencia laboral en la rama para que la que desea ser admitido y dirigirse, por escrito, al rector de la Universidad correspondiente a su ciudad. Así también, cada órgano rector fijará los criterios por los que se valorará dicha experiencia y conocimientos, adaptándose a lo expresado en el citado decreto.

Por otro lado, existe el caso de personas que no pueden acreditar dicha experiencia laboral. Entonces, siempre y cuando se posean más de 45 años, podrá realizarse una prueba de acceso adaptada, en la que se valorarán la madurez y la capacitación del candidato. Esta prueba de acceso adaptada, obligatoria en todas las Universidades españolas, permitirá obtener una calificación que posibilite el ingreso en la carrera elegida, en base a dos exámenes:

  • El desarrollo, por escrito, de un artículo sobre un tema de actualidad
  • Un ejercicio de lengua castellana

Como decimos, esta nueva forma de acceso a la Universidad ya está en marcha, por lo que si te has perdido el presente ciclo académico 2010/2011 puedes prepararte para el próximo curso 2011/2012.

Sin duda, una excelente noticia que merece ser conocida y celebrada, y que puede hacernos reflexionar sobre la idoneidad de realizar una formación universitaria en la edad adulta, cuando se posee cierta madurez, se es más responsable y se elije con más sentido común y compromiso.

Te puede interesar

Escribe un comentario