Actitud del tribunal ante los opositores

Quien sale de hacer una prueba frente a frente con el tribunal opositor generalmente se toma lo ocurrido como personal, y si ve distanciamiento o seriedad en el trascurso de la prueba, lo toma como un “NO” rotundo por parte de los jueces de mesa… Y eso conlleva catastróficas reacciones corporales nuestras que pueden hacernos patinar…

El tribunal no tiene nunca nada personal en contra nuestra. Eso es lo que debemos tener claro, por muy distantes y fríos que parezcan. Así evitaremos notar una desagradable sensación de inseguridad y de necesidad de socorro.

Y es que hay tribunales que adoptan una misma actitud para todos los opositores intentando evitar favoritismos, y buscando ser lo más equitativos posibles. Y por eso no demuestran sus gustos, ni dan señales de si lo que estás planteando les agrada o les detesta. De ahí que, en ocasiones, se muestren un tanto fríos. Pero tú no debes preocuparte. Esto no es por ti, no empieces a dudar ni a tartamudear por el simple hecho de buscar un asentimineto en sus caras, que ya os aviso que puede ser que nunca llegue.

Así que hay que ir mentalizado, la cara del tribunal tal vez no tenga nada que ver con lo que piensan o creen de tu actuación. Por lo tanto, nada de intimidarse, pues lo que el tribunal trata es de ser igual con todo el mundo, y nada que ver con un odio personal hacia tu persona. Ánimo que ya sé que es un mal trago, pero es para todos igual.

Te puede interesar

Escribe un comentario