Cómo adaptarte a un nuevo puesto de trabajo

Cómo adaptarte a un nuevo puesto de trabajo

Ante un nuevo puesto de trabajo, surge un proceso de adaptación necesario, te incorporas a una nueva rutina y como tal, debes enfocarte en ella. Generalmente, los candidatos tienen un nerviosismo especial durante los primeros días, concentrados como están en su deseo de mostrar una buena imagen y solvencia profesional. En Formación y Estudios te damos las claves para adaptarte.

Consejos para el primer día de trabajo

1. Observa todo lo que puedas ya que esto te ayudará a conocer mejor el entorno del que formas parte. Cada empresa tiene sus propias rutinas. Intenta observarlas con ojos nuevos, sin hacer comparaciones constantes con tus referencias previas.

2. Reserva tu vida personal. Habla de ti pero marcando el límite de aquello que quieres compartir y aquello que prefieres guardar en tu intimidad.

3. Utiliza un bloc de notas para hacer anotaciones de indicaciones que podrás consultar cuando quieras. Por ejemplo, las instrucciones precisas de un nuevo programa de ordenador que desconoces.

4. La puntualidad siempre es importante, pero en las primeras semanas, todavía más. Te aporta una disposición óptima hacia un nuevo día.

5. Aprende cuanto antes el nombre de los compañeros con los que vas a tratar más directamente y busca su colaboración si tienes dudas.

6. Confía en la ley de las cosas y en la naturalidad con la que, el propio paso del tiempo, hace que en pocas semanas un nuevo empleado se consolida como uno más de la plantilla. Intenta hacer bien tu trabajo. Este es el principal objetivo. Todo lo demás, vendrá solo.

7. Estás aprendiendo. Y esto te permite obtener nuevas competencias. Por tanto, observa este nuevo trabajo como una evolución en tu carrera. Cada experiencia suma.

8. Relaciónate con tus compañeros durante el tiempo de descanso ya que es aquí donde se construyen muchos lazos. Confía en ti y en todo lo que puedes aportar.

Te puede interesar

Escribe un comentario