Administración de empresas, una elección acertada

El mundo empresarial es fascinante, pero también complejo. Muchos de los grandes empresarios que hoy conocemos se formaron de forma autodidacta, por medio de lo que la experiencia, el éxito y el fracaso les deparó en más de una ocasión. Pero, aunque estas personas hoy sean profesionales de éxito, y con imperios importantes, no podemos olvidar que la suerte puede no acompañarnos a nosotros en la aventura. La formación es clave para entender los entresijos del universo empresarial, para enfrentarse a la feroz competencia y para construir negocios sólidos y de futuro.

Administración de empresas. El licenciado en administración y dirección de empresas es un profesional preocupado por alcanzar los objetivos de la empresa, capaz de asumir riesgos y ser hábil en solucionar los obstáculos, imprevistos o calculados.  Debe, además, conseguir un correcto aprovechamiento de los recursos y estudiará permanentemente los métodos con los que asegurar la competencia y eficiencia de la empresa. Es una persona altamente implicada en todas las áreas: producción, administración, Recursos Humanos…, y mediante esta información interna determina líneas de acción encaminadas a la mejora de la efectividad con un menor coste.

Debe tener capacidad de liderazgo y trabajar en equipo, conocer bien a las personas que trabajan junto a él/ella, para así lograr su mejor aprovechamiento y ser capaz de dirigirlas a los objetivos. Es, además, un perfecto conocedor del producto y de su ámbito de actuación: proveedores, clientes, mercado …, pudiendo tomar iniciativas y asumir los riesgos necesarios para garantizar la viabilidad de la compañía.

Debe ser una persona capaz de elaborar estrategias comerciales, ser altamente previsor, tener visión comercial y, por supuesto, vocación.

Salida laboral. Es un profesional demandando en muy diversas áreas empresariales:

  • Director General, o de distintos Departamentos: administración, compras, producción, logística
  • Gerente
  • Asesor

Y realiza estas funciones dentro del ámbito de las grandes, pequeñas y medianas empresas, multinacionales, franquicias y filiales, etc.. o como empresario individual, emprendiendo su propio negocio. La docencia también tiene un lugar reservado a estos profesionales, tanto en el área privada como en la pública.

Te puede interesar

Escribe un comentario