Alumnos de Secundaria asisten a un acto de presentación de la RAE

Hace ya dos años que la Real Academia Española publicó la, hasta ahora, última edición completa de la Ortografía básica de la lengua española. Como decimos, dos años han bastado para que esta guía del uso correcto de las normas lingüísticas del español sufriera una ligera modificación, hecho que se ha materializado el pasado 8 de mayo con la presentación de la edición 2012 de dicho manual.  A dicho evento, celebrado en la sede de la RAE en Madrid, asistieron varios de los responsables y redactores del proyecto, entre ellos Elena Hernández Gómez, del Departamento de “Español al día”de dicha institución.

Junto a dicho equipo y los periodistas acreditados han asistido unos invitados muy especiales, alumnos de primer y segundo curso de Educación Secundaria Obligatoria de varios institutos de Madrid.  Sin duda alguna, estos jóvenes son el claro exponente de como las nuevas tecnologías han afectado de manera notable al uso correcto de la lengua española, fomentando y desarrollando vocablos y un lenguaje propio.

Y los estudiantes preguntaron sus dudas. Una de ellas se refería, como decimos, a la posibilidad de dar como válida una expresión muy extendida tanto en los mensajes de móvil como en redes sociales: xq,  que viene a sustituir las palabras “por” y “que” en sus distintos usos: porqué (sustantivo), porque (conjunción), por qué (usado en la interrogación) o por que (preposición y pronombre), pregunta en la que los miembros del equipo de redacción fueron muy claros al afirmar que no es igual un sms que un lenguaje más formal. Otra (incorrecta) costumbre heredada también de los medios digitales es el uso de los signos de interrogación y admiración solo al final de la frase, duda a la que también se respondió invitando al uso correcto (principio y final de la oración) “para no confundir el sentido de la expresión”, matizando que en el español es obligatorio, aunque en otras lenguas, como el inglés, no lo sea.

Otro aspecto en el que incidieron fue en conocer el uso correcto de los acentos en las palabras monosílabas, por ejemplo “tu” y “tú”. A este respecto se explicó su uso correcto para diferenciar vocablos que, escribiéndose igual, se usan de forma diferente.

Te puede interesar

Escribe un comentario