Aprender origami, una actividad para relajarse

Seguro que has oído alguna vez a amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc. que para relajarse se dedican a hacer actividades como puzzles, pintura, cerámica o… papiroflexia. Refiriéndonos a este último punto, doblar el papel y convertirlo en figuras u objetos variados con tan solo la intervención de las manos, es una actividad originaria de Japón (allí llamada Origami) que en nuestro país goza de gran popularidad y que tiene una gran aplicación en la enseñanza infantil y en los ciclos de primaria, como parte de la asignatura de educación plástica y visual, con el fin de que el niño desarrolle su concentración y ejercite su destreza manual.

Si te planteaste aprender la técnica del origami pero si te entró el desánimo cuando te diste cuenta de que no podías alcanzar las figuras que otras personas hacían es porque quizá empezaste “la casa por el tejado”. Todo el mundo puede aprender a hacer figuras de papel, pero la dificultad debe ir aumentando secuencialmente; conforme se aprende una base se puede ir pasando al modelado de figuras tridimensionales,  más complejas.

En el centro Casa Asia-Madrid tienes un interesante taller de origami progresivo, por niveles, tal y como te hemos explicado antes. Se trata de un taller en Madrid cuyas clases presenciales comienzan el próximo mes de junio. Se exige una entrada de 100 euros. Puedes informarte en el mail formacionmadrid@casaasia.es.  Otras opciones, no presenciales, las tienes en forma de vídeos explicativos, esta vez de figuras básicas, en la web de solotutoriales.  Así también, en la web de innatia tienes explicadas diversas técnicas, incluso de algunas enfocadas a mejorar la práctica del origami en los más pequeños, además de diagramas para imprimir y practicar.

Te puede interesar

Escribe un comentario