Así nos cansamos por estudiar o trabajar demasiado

Cansamos

Muchos estudiantes ya han admitido que, de tanto estudiar y del nivel de carga que llevan encima, están muy cansados. Un ritmo de vida que, al parecer, no les está sentando nada bien, influyendo sobre las demás actividades que deben realizar y sobre los resultados que son capaces de ofrecer. Algo que también se está provocando en los principales entornos profesionales.

¿Por qué nos cansamos? Básicamente, al estar mucho tiempo estudiando y al llevar un ritmo demasiado rápido, el cuerpo y la mente no son capaces de dar más de sí, provocando un cansancio que afecta tanto a la persona como a su entorno. Los resultados son que los resultados obtenidos no son los que gustarían. Un factor muy negativo que, en algunos casos, incluso influye sobre la sociedad.

El mundo se está haciendo mucho más competitivo. Pero, curiosamente, la competitividad no va acorde con las recompensas ofrecidas. Lo que hace mucha gente es no estar motivada, llegando a un punto en el que les da igual el servicio que ofrecen o las notas que reciban. Con seguir en el puesto es suficiente. Lo repetimos. Eso termina afectando tanto a la calidad de los servicios como a las notas.

La ecuación tiene una solución bastante simple: basta con que las recompensas sean mayores o con que se suba el sueldo. Si la situación sigue así, es muy posible que lleguemos a un momento en el que la gente no esté dispuesta a seguir estudiando o trabajando. Si van a obtener lo mismo, seguramente pensarán que da igual seguir uno u otro camino.

Te puede interesar

Escribe un comentario