Aspectos a tener en cuenta a la hora de hacer un MBA (II)

Como ya comenzamos desarrollando en el post de ayer, del MBA se tiende a pensar a veces de manera equivocada. Al finalizar el artículo dejamos en el aire la idea de que solo puede conseguirse un prestigio si se estudia en una de las “grandes” escuelas de negocio que existen en nuestro país. Hoy matizamos esta verdad a medias y aclaramos otros cuantos conceptos alrededor de este postgrado de negocios.

Estudiar en una escuela de negocios de renombre y prestigio en España es sin duda un elemento diferenciador. Que hayamos podido pasar el complejo proceso de selección que marcan estos centros ya añade cierto valor a nuestro perfil, y llegar pagar el alto precio por uno de estos programas sin duda denota una mayor preocupación y compromiso con nuestra futura función directiva. No obstante, puede que tal inversión no nos sea necesaria porque a lo que aspiramos es a regentar con mejor capacidad y competencia una empresa familiar o un pequeño negocio local y no tengamos mayores pretensiones.

En este ejemplo realizar otro tipo de MBA cubriría perfectamente nuestras necesidades. El MBA, sin duda alguna, ha de estar enfocado al mercado laboral en el que se moverá el futuro profesional. Dentro de un país con un tejido empresarial donde los sueldos no son altos, ni en puestos de ejecutivos, puede que no sea tan rentable gastar tanto dinero por el hecho de que se produciría un retorno de la inversión mucho más lento.

“Un MBA online es mucho peor que uno presencial”. También dependerá de lo que esperes y busques con el programa. Si dispones de tiempo y tu pretensión es seguir un MBA Full Time (a tiempo completo) probablemente la opción presencial sea la más acertada. En cambio, puede que solo te interese adquirir una preparación especializada en un área en concreto. Si a esto le añades que debes compaginar estudios con trabajo entonces un MBA online puede ser lo mejor.

Te puede interesar

Escribe un comentario