Aspectos a tener en cuenta a la hora de hacer un MBA

Son los estudios que garantizan una mayor proyección laboral, el medio por el que alcanzar más fácil y rápidamente la élite en el mundo de las finanzas. Alrededor de los programas de MBA se han creado algunas ideas, en muchos casos equivocadas, que llevan a confundir al estudiante, quien posteriormente se cree sencillamente engañado. Un MBA es un complejo proceso de aprendizaje en el que entran en juego varios aspectos a tener en cuenta para saber que tanto tiempo como dinero están bien empleados. El primer error del estudiante de un MBA es creer que el coste del programa podrá amortizarlo rápidamente, a corto plazo. Un MBA es una cuantiosa inversión que no se recuperará en el primer año. Deberás  contar en un principio con la duración del programa (que puede incluso alcanzar los dos años), más uno o dos años en los que probablemente no alcances una nómina lo suficientemente importante como para rescatar todo el coste inicial. Es normal que tengas que demostrar tu valía y alcanzar algo de experiencia para ser un profesional valorado. De media se necesitan aproximadamente, desde el inicio del MBA, 3-4 años para poder apreciar una recuperación de toda la inversión.

Otro error muy frecuente es el pensar que solo estudiando en alguna de las más reputadas escuelas de negocio se puede conseguir triunfar posteriormente y ser mejor reconocido. Si bien es cierto que en nuestro país hay varios centros de estudios de MBA situados en los primeros puestos del ranking mundial de escuelas de negocio por la calidad de sus programas, la cualificación de su claustro de profesores o sus buenas relaciones con mercados internacionales, tampoco puede obviarse que todas las escuelas de negocio tienen programas de buena calidad que pueden adaptarse a lo que necesitamos realmente como más adelante veremos.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Roberto Monje dijo

    Muy interesante. Hacer un MBA es imprescindible hoy en día. La gran competencia que existe actualmente en el ámbito empresarial exige profesionales cada día más capacitados que puedan, a través de sus conocimientos en gestión, mantener la competitividad de la compañía para la cual trabajan.

Escribe un comentario