Aumenta tu productividad siguiendo estos consejos

aumenta-tu-productividad

Tener la mente a tope para dar el 100% de nosotros cada día en nuestro trabajo es fundamental, ya que cuando no es así solemos bloquearnos más impidiendo que nuestra actividad laboral (también puede ser creativa, física, etc.) fluya como debería.

Pero, ¿qué es la productividad? La productividad podría definirse como la relación entre la cantidad de bienes y servicios producidos y la cantidad de recursos utilizados. Como veis esta definición puede relacionarse con cualquier ámbito en el que estemos inmersos… Una manera resumida de definir la productividad es hablar del rendimiento. Si hemos rendido mucho en el trabajo, diremos que hemos tenido una buena productividad; si por el contrario hemos tenido un rendimiento bajo puede decirse que no hemos tenido una productividad eficiente.

Por ello, y porque sabemos que actualmente encontramos en el camino demasiadas “distracciones” que nos impiden ser todo lo productivos que podemos vamos a darte una serie de consejos para ello. Aumenta tu productividad siguiendo las siguientes pautas.

Consejos para ser más productivo/a

aumenta-tu-productividad

  1. Planifica tu día de mañana, la tarde o noche de antes. Esto nos facilita muchas cosas: llevar las tareas y objetivos diarios al día, no perder tiempo en organizarse el mismo día, terminar antes nuestro trabajo, etc.
  2. Llega al trabajo con tiempo. Las prisas nunca son buenas y mucho menos cuando queremos “atacar” la improductividad. Si estás antes en tu oficina ahorrarás tiempo en atascos, aparcamiento, saludos innecesarios, colas en ascensores, etc.
  3. Empieza por las tareas más complicadas. Empezar por los objetivos diarios más difíciles nos garantiza tener un final de jornada mucho más tranquilo y sosegado. Además, en las primeras horas de la jornada laboral estamos más concentrados y somos más eficientes.
  4. Cuida tu ambiente de trabajo. No hay nada mejor para trabajar bien que tener un sitio acondicionado y bien organizado para ello. Tener un decoración minimalista, limpia y cuidada en nuestro lugar de trabajo, nos animará más a cumplir con los objetivos diarios y también nos librará de ciertas distracciones.
  5. Tarea a tarea, paso a paso. Es mejor enfocarse en una única tarea y terminarla para seguir con otra, que llevar varias a la vez, pensando que podemos con ello, y finalizar sólo un corto porcentaje de ellas. Te aseguramos que si las haces una a una, ahorrarás más tiempo que si intentas hacerlas todas o varias a la vez.
  6. Descansa cada cierto tiempo. El tiempo de descanso también es fundamental para una buena productividad. Toma un café de 10 minutos, charla con algún compañero/a o lee las noticias durante un breve período de tiempo, esto te ayudará a recargar tu energía y a volver al trabajo con más ganas. Tampoco pierdas tiempo por perderlo.
  7. Delega responsabilidades y se realista con tu horario. A veces, por no defraudar o porque pensamos que somos “super-máquinas” que podemos con todo, nos echamos a la espalda grandes responsabilidades que a veces ni nos corresponden. Para solucionar esto es necesario que seas realista con el horario que tienes, no intentes hacer un trabajo de 3 horas en sólo una. Tampoco pasa nada si en alguna ocasión no puedes con el trabajo solicitado, para ello existe la palabra “delegar”.

Esperamos que estos 7 consejos mejoren tu productividad diaria… ¡Mucho ánimo con tu día a día!

Te puede interesar

Escribe un comentario