Si aún no sabes qué estudiar, lee esto

que-estudiar

Si eres joven, estás en los últimos años de secundaria y aún tienes serias dudas sobré que estudiar (ciclo formativo, grado, qué ciclo, qué grado, etc.) aquí te vamos a ayudar con ello. Te vamos a ofrecer una serie de consejos para que tomes la elección más acertada y vamos a orientarte sobre qué temáticas pueden interesarte más según tus habilidades, conocimientos y gustos personales.

Consejos para saber qué estudiar

Estudiar una cosa u otra es una de las elecciones más importantes de nuestra vida y se nos presenta en una etapa vital bastante complicada: la adolescencia. Son muchos los adolescentes que tienen claro y desde muy temprana edad a lo que se quieren dedicar “de mayores” pero otros presentan serias dudas sobre qué camino tomar y porqué ese camino elegido finalmente es el mejor.

Si eres de estos últimos, aquí te ofrecemos unos consejos que quizás te ayuden:

  1. Infórmate de todo el amplio abanico de posibilidades que tienes para elegir. No dejes esa “duda” para el último momento, y sé proactivo/a. Ve de universidad en universidad, mira la carta de posibles ciclos formativos, etc. Interésate por aquellas posibilidades que tengas al alcance de la mano y así sabrás los pros y contras de cada grado y/o universidad.
  2. Es una decisión que depende sólo y exclusivamente de ti. Es decir, en este período de indecisión, muy probablemente, escuches infinidad de opiniones: estarán aquellos que preocupándose por tu futuro intenten acercarte más a aquellas carreras con más salidas profesionales; estarán esos otros que te digan las profesiones que más salario reciben, etc. Elijas lo que elijas que sea únicamente escuchando tu propia voz y sin influencias de ningún tipo.
  3. Convierte tu agobio y ansiedad en entusiasmo e ilusión. Es probable que si aún no tienes elegida tu futura profesión, a medida que se acerca la fecha, son más los nervios y agobios que esto te reporta. Pues bien, lo mejor para ti y para tomar una decisión acertada es que interpretes esos nervios como entusiasmo e ilusión por empezar. Visualízate a ti mismo/a en donde quieres estar el día de mañana y así también tendrás más claro qué es lo que quieres hacer.
  4. Recuerda la máxima: No es tan importante el salario que cobres, como ser feliz con lo que haces a diario.

A continuación, os ponemos dos webs dónde podéis hacer unos tests de orientación que según vuestros gustos y preferencias también os ayudarán a tener algo más claro vuestros estudios futuros.

Esperamos y deseamos que gracias a estos consejos y a los tests de orientación, encuentres tu verdadera vocación.

Te puede interesar

Escribe un comentario