Aunque no lo parezca, puede que sirva

Resumen

Cuando realizamos un resumen, es habitual quitar (y por lo tanto, evitar poner texto redundante) aquellas partes que creamos que no nos van a ser útiles. Esto incluye todo tipo de conceptos. Nosotros seremos los encargados de decidir si una parte nos será útil o no. Sin embargo, también puede ocurrir que algo que nos vaya a resultar de interés, en un principio no nos parezca así.

En primer, antes de poneros a hacer un resumen, es recomendable que tengáis en cuenta el factor principal sobre el que circularán los contenidos, es decir, el tema en el que nos centraremos. Sabiendo eso, ya nos podemos poner a resumir. Tendremos que almacenar todos los contenidos que nos parezcan útiles y que, por supuesto, tengan que ver con el tema. Si no, el resumen podría no serlo, teniendo que estudiar más de la cuenta.

Hay un fallo que puede llegar a cometer mucha gente. hablamos de cuando quitamos una frase con el fin de que quede todo lo corto posible, que en realidad ese contenido nos vaya a ser de utilidad. Puede provocar que estudiemos menos y, en el caso de que se no olvide, obtener menos puntuación en el examen. Debéis tener mucho cuidado con esto.

En el caso de que suceda lo contrario, es decir, que pongamos más contenido del debido, lo único que tendremos que hacer será estudiar más. En un principio no debería de tratarse de un problema mayor. Aunque sí es cierto que puede provocar un cierto malestar, en el caso de que no nos guste hacerlo.

Por lo demás, hacer un resumen no es algo complicado, aunque deberéis tener muy en cuenta lo creéis que es necesario y lo que no. No lo olvidéis, ya que vuestra nota está en juego.

Te puede interesar

Escribe un comentario