Autónomos por obligación

oposiciones2009012014b

A pesar del optimismo del Gobierno que muestra como prueba de la recuperación económica en ciernes el aumento de altas de autónomos en todo el estado, la cruda realidad es que muchos de los nuevos autónomos lo son casi por obligación, como manera de poder seguir generando ingresos después de haber sido expulsados del mercado laboral de los trabajadores por cuenta ajena.

En el caso de Gijón, durante todo el 2013 se dieron de alta como autónomos más de 1.000 emprendedores. Muchos de ellos se auparon en los servicios de promoción económica que tiene el consistorio gijonés. Lo que sí es cierto de los emprendedores de todo el estado es que son personas valientes que se encuentran en situación permanente de aprendizaje y no tienen miedo a fracasar.

De todos modos y ciertamente para cualquier economía es necesario un buen nivel de emprendimiento, la realidad es que muchos de los nuevos autónomos han iniciado el emprendimiento por necesidad de seguir generando ingresos. Esos “brotes verdes” de los que habla Luis de Guindos no son sino huidas desesperadas y quemar los últimos cartuchos de supervivencia.

Muchos de los autónomos pretenden hacer por cuenta propia lo que antes hacían dentro de una empresa como trabajadores por cuenta ajena. Estos autónomos, muchos de ellos, han sido carne de ERE, de empresas que no pudiendo seguir soportando la penosa situación económica optaron por echar el cierre.

Por otro lado estos autónomos forzados se ven en la tesitura – casi única en el entorno europeo – de tener que hacer frente a muchos pagos – impuestos y tributos varios – mucho antes de abrir la persiana del negocio. Repetimos, este es el único país europeo donde tienes que hacer frente a obligaciones tributarias antes de haber visto ni un solo euro tanto en la caja como en los beneficios de la empresa.

Más información – El Principado de Asturias se vuelca en la formación de desempleados

Fuente – La Nueva España

Imagen – Samuel Mann

Te puede interesar

Escribe un comentario