Berlín insiste en una reforma laboral española

reforma laboral

Con la omnipresencia mediática de Alemania y Ángela Merkel en todo tema relacionado a finanzas, deudas, rescates, salvatajes e incluso intervenciones económicas, es muy común que la reacción de la gente frente a la sola mención del estado germano o cualquiera de sus representantes sea aversión, sino repudio. No obstante, y al margen de los argumentos que el pueblo español tenga para no sentir demasiada simpatía por el alemán hoy en día, en este caso la máxima mandataria se “cuela” en las discusiones que más de uno considerará “internas” o exclusivamente nacionales, para instar a algo que a todas luces beneficiaría a España, sobre todo a los menos favorecidos laboralmente, que ya se sabe: no son pocos. Merkel y la Comisión Europea en general están de acuerdo en que es perentoria una reforma laboral que descontracture el mercado de trabajo español.

La existencia de dos tipos de contratos, fijos y temporales, supone excesivas desventajas para aquellos bajo este último que han sufrido la peor parte de la crisis pues su despido es fácil y barato para las empresas. Esto genera una fracción “afortunada” que goza de trabajos fijos y puede proyectar o planificar sobre cierta base de estabilidad, y otra fracción de tamaño para nada despreciable que va rotando de trabajo en trabajo sin la más mínima posibilidad de generar planes a mediano o largo plazo, pues su tipo de contrato le hace fácil de prescindir.

Desde Berlín se insiste en lo que el pueblo español ya sabía, o intuía, una reforma laboral es clave para el cese de la destrucción del empleo y la creación de una plataforma sobre la cual poder crecer o al menos soñar con hacerlo.

Más Información – Contrato único
Fuente – economia.elpais.com

Te puede interesar

Escribe un comentario