Buenos modales

Educar no es solo iniciar un proceso de aprendizaje en el que se persigue el desarrollo del intelecto, también es un medio con el que podemos instruir para vivir en sociedad conforme unas normas de urbanidad y cortesía, es lo que terminamos denominando comportarse con “buenos modales“. Lamentablemente, no es algo en lo que se incida especialmente, sin embargo tiene mucha más importancia de lo que en un principio pueda parecer. De pequeños puede resultar trivial, pero es en la infancia cuando han de sentarse las bases y siendo adultos nuestro comportamiento nos abrirá, o cerrará, muchas puertas.

Buenos modales ¿Qué son los buenos modales? Actuar con corrección, proceder conforme unas mínimas normas de educación, tacto, respeto y discreción. Para algunas personas definir la buena educación puede ser algo complicado, no obstante para todo el mundo es fácil distinguir a una persona educada.

¿Qué rasgos distinguen a las personas educadas?. Los expertos en protocolo aluden a 5 signos imprescindibles y necesarios de comportamiento conformes unas normas de cortesía y buena educación. Estas cinco evidencias se resumen en 5 palabras:

Saludo. Sin duda alguna, es agradable permanecer en un sitio y comprobar como cuando alguien llega saluda al resto con un “buenos días”, de tal manera que participa al resto de su presencia.

Despedida. De igual manera que debemos saludar al llegar, hacerlo al marcharnos denota respeto y cortesía

Pedir por favor. Es la mejor forma de solicitar una gracia o una atención

Dar las gracias. Ya lo reza el dicho… “es de bien nacido el ser agradecido…”

Decir “lo siento”. Reconocer los errores es una manera de ser humildes y actuar con dignidad.

¿Cómo educar en buenos modales? Tan importante como explicar es practicar con el ejemplo. De poco o nada servirá que insistamos en enseñar las buenas normas de educación si ni siquiera nosotros actuamos en consecuencia. De igual forma, tan importante es reprender los errores como felicitar por el buen comportamiento.

Te puede interesar

Escribe un comentario