CiU endurece los requisitos para acceder al Renta Mínima de Inserción en Catalunya

El Gobierno de la Generalitat, en manos de los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió, ha aprobado un decreto por el cual lograr la renta mínima de inserción (RMI) será más complicado a partir de ahora. La decisión ha sido tomada únicamente por los técnicos del Gobierno Catalán y sin consultar al Consejo Asesor para las Políticas Sociales y Familiares. Esta ayuda social, de 500 €, es la que reciben los catalanes que están pasando por situaciones de necesidad.

La modificación del acceso a la RMI ya había sido introducida en la ley de acompañamiento de los presupuestos, tiene por fin que los desempleados que dejan de cobrar la prestación por desempleo puedan acogerse automáticamente a dicha renta de inserción mientras que en Cataluña aumenta día a día el número de empleados de larga duración que no cobran ningún tipo de subsidio.

Los mismos datos que obran en poder del Gobierno Catalán y de su Consejero de Empresa estiman que entre octubre y marzo del 2012 el 69,8% de los desempleados de Catalunya habrán agotado el subsidio que cobran. Las previsiones apuntan a que estos desempleados podrían solicitar la Renta Activa de Inserción que gestiona el Ministerio de Trabajo, pero lo más seguro es que soliciten la RMI debido a que su concesión es mucho más rápida.

Desde la Generalidad se ha querido justificar el endurecimiento de los requisitos para cobrar la RMI en el hecho de que el Gobierno Catalán tendría que hacerse cargo del pago de una prestación que no es competencia del Gobierno Catalán, según ha manifestado el Portavoz de Gobierno, Francesc Homs.

Fuente: El Periódico |    Imagen: Irina Slutsky

Te puede interesar

Escribe un comentario