Claves para alcanzar la calma

Claves para alcanzar la calma

Existen situaciones que pueden aportar una tensión añadida a nivel emocional. Por ejemplo, el esfuerzo que requiere la preparación de una oposición, el desgaste de la búsqueda activa de empleo cuando se prolonga en el tiempo la incertidumbre del desempleo, una entrevista de trabajo importante… Desde el punto de vista emocional, es positivo cuidar de uno mismo para recuperar la calma tras un periodo de esfuerzo emocional añadido. ¿Qué hacer para relajarte?

1. Identifica la causa concreta de tu malestar para poder aplicar un remedio que te ayude a aliviar las heridas.

2. Reforzar hábitos saludables como pasear en un entorno natural es una rutina sencilla y muy útil para sumar optimismo emocional. Un optimismo que ayuda a recuperar la perspectiva de una situación al tomar distancia respecto de la misma.

3. Pueden existir situaciones que producen un malestar determinado, sin embargo, no se debe responder ante este estímulo de incomodidad con la evitación. Es indispensable afrontar ese miedo para poder reducirlo poco a poco.

4. Realiza ejercicios de visualización en los que imagines cómo afrontas con éxito esa situación que es causa de tu miedo. Por ejemplo, puedes imaginarte afrontando con éxito una entrevista de trabajo.

5. Comparte cómo te sientes con una persona de tu confianza o con alguien que esté atravesando por el mismo proceso. Por ejemplo, en el caso de estar preparando una oposición es un signo de inteligencia emocional estar en contacto con otras personas que también tienen este objetivo. Compartir experiencias comunes une mucho a nivel emocional y aporta un feedback muy valioso que refuerza la resiliencia frente a la dificultad.

Te puede interesar

Escribe un comentario