Coaching: es imposible aprender sin sufrir

Coaching: es imposible aprender sin sufrir

El aprendizaje académico muestra una evolución y una progresión positiva a lo largo de los años. El estudiante está habituado a salir de su área de confort y de comodidad para asimilar nuevos conocimientos. Este proceso implica en cierta medida sufrimiento porque cualquier persona tiene una resistencia interna al cambio. Entender que es imposible aprender sin sufrir supone aceptar que no se puede evolucionar a nivel académico sin esfuerzo, sacrificio y sin renuncia.

De hecho, los mejores profesores son esos docentes que de verdad son exigentes y duros porque son los que ayudan a los alumnos a aprender. Por el contrario, los profesores que asumen el rol de colegas terminan por generar poca autoridad en el aula.


La sociedad actual valora por encima de todo la comodidad. De hecho, las tecnologías hacen la vida de las personas más cómoda hasta el punto de que muchas personas se niegan a memorizar ciertos datos siendo conscientes de que pueden acceder a información sobre un tema en concreto a través del buscador de Google. Esa especie de héroe tecnológico que todo lo sabe.

Es imposible aprender sin sufrir porque detrás de todo aprendizaje existe un esfuerzo de voluntad y una lucha interna entre el deber y el apetecer. Gracias a ese sufrimiento, los logros cuando se consiguen se valoran mucho más. Esa capacidad de sacrificio que desarrolla un estudiante en la etapa académica es vital también en la etapa laboral. La capacidad de sufrimiento es vital para combatir la pereza y para potenciar la capacidad de superación cuando se presenta una dificultad.

Más información – Combatir la pereza en la recta final de curso

Te puede interesar

Escribe un comentario