Coaching para estudiantes: cuándo pedir ayuda

Coaching para estudiantes: cuándo pedir ayuda

El coaching es una disciplina que poco a poco empieza a cobrar fuerza en diferentes ámbitos. El coaching no sólo es una herramienta de apoyo en el ámbito laboral sino también, en el plano académico. Para hacer un proceso de coaching, es importante que el alumno tenga una edad en la que sea consciente de sí mismo y de qué quiere, por ello, esta práctica es más útil en la etapa universitaria.

¿En qué situaciones es positivo hacer un proceso de coaching dentro del contexto académico?

1. Ante la falta de motivación para estudiar es importante analizar una posible causa para poder salir de este estado de tedio.  A una persona le puede encantar estudiar, sin embargo, puede que no haya descubierto cuál es su camino y tenga una noción negativa de sí misma y de su capacidad.

2. Uno de los grandes problemas de los estudiantes en su éxito académico es la postergación en la realización de las tareas y preparación de los exámenes. Se puede cambiar esta actitud a través de un proceso de coaching que sea un punto de apoyo para hacer cambios en los métodos de estudio y en la organización del tiempo.

3. Ante un bajo rendimiento en los estudios también puede ser positivo buscar ayuda en un coach ya que en la mayoría de las ocasiones, detrás de un bajo rendimiento académico también existe una causa personal. Los problemas personales limitan la capacidad de concentración de una persona que atraviesa un momento de debilidad.

4. Un proceso de coaching también puede servir para aportar luz a una persona que no tiene claros sus objetivos profesionales. A través de un proceso de coaching, el coachee podrá recuperar su dirección y marcarse metas. Es imposible que un estudiante avance cuando en su mente no tiene un horizonte que le sirve de estímulo.

Más información – El coaching, una puerta profesional importante

Te puede interesar

Escribe un comentario