Comer y estudiar… a la vez

Comida

Es una de las manías más extendidas entre los estudiantes. Estamos hablando del hecho de hacer varias cosas a la vez, además de estudiar. Pero vamos a centrarnos en una cosa en especial: la comida. ¿Alguna vez habéis visto a alguien estudiando, y a la vez comiendo? Se trata de un acto más normal de lo que parece, pero que puede tener consecuencias negativas en nuestro rendimiento.

En primer lugar debemos preguntarnos si está bien hacerlo. Nosotros os decimos que no. Aunque tengáis hambre y decidáis comer mientras estudiais, la mejor opción no es hacer las dos cosas a la vez, por lo que una de las cosas más recomendables será cambiar vuestros hábitos para que esto no vuelva a suceder. Necesitáis concentración para estudiar. La máxima posible.

Si estudiáis y coméis a la vez, está claro que deberéis atender a las dos cosas, por lo que estudiar se hará más complicado, y nuestro rendimiento bajará de forma considerable. Aunque no lo creáis, no estaréis atendiendo a los apuntes de la manera idónea, lo que provocará diversos problemas en vuestro aprendizaje. Incluso, no sería extraño que os confundiérais en más de una ocasión.

Si queréis comer mientras estáis estudiando, lo mejor será que dejéis de estudiar por unos minutos, os toméis un descanso, y comáis algún alimento que se pueda digerir fácilmente. De esta forma no tendréis una digestión pesada y podréis seguir estudiando de la misma forma que lo estábais haciendo antes. Estamos seguros de que, así, vuestro rendimiento mejorará bastante en los estudios.

Foto – FlickR

Te puede interesar

Escribe un comentario