Comidas y cenas: afrontando los estudios en Navidad

Navidad

Seamos realistas: la gran cantidad de comidas y cenas que hay en Navidad pueden resultar un impedimento bastante grave para nuestros estudios. Teniendo en cuenta que nos tendremos que reunir con gran parte de la familia, es evidente que tendremos que ir sacado, de donde podamos las horas a gastar. El día sólo tiene 24, por lo que deberemos acomodar nuestros horarios a las necesidades que nos salgan. Está claro que nos las tendremos que ingeniar.

Antes de nada, tened muy claro los estudios que deberéis llevar a cabo durante la Navidad. No es lo mismo tener una asignatura suspensa que tenerla todas. La cantidad de apuntes variará considerablemente. Llegados a ese punto, haceos un horario lo suficientemente eficaz como para que podáis congeniar todas las horas pendientes. Para que os hagáis una idea, si tenéis que estudiar por la mañana, podréis asistir a las comidas y cenas por la tarde o por la noche.

Aunque parezca difícil, afrontar los estudios en Navidad es algo complicado, pero posible. Sólo tenemos que organizarnos de la manera conveniente para poder hacerlo todo de la manera conveniente y exacta, sin margen de error. En ese caso, estamos seguros de que os dará tiempo a todo. Incluso, podría llegar el momento en el que os sobre tiempo. Recordad que no podéis dejar atrás las obligaciones.

Por último, deciros que, en el caso de que no tengáis que estudiar en Navidad, podéis dedicar el tiempo restante a lo que más os guste. No hay duda de que os los habéis ganado con los esfuerzos realizados durante los meses anteriores.

Te puede interesar

Escribe un comentario