Cómo aprovechar el tiempo estudiando en la biblioteca

 

Cómo aprovechar el tiempo estudiando en la biblioteca
Estudiar en la biblioteca es una medida muy efectiva para poder aprovechar el tiempo y reforzar el rendimiento en los estudios. Sin embargo, en la biblioteca también existen muchas distracciones posibles que conviene evitar.

1. En primer lugar, si puedes ir a la biblioteca cuando acaba de abrir, entonces, tendrás la posibilidad de elegir el sitio que más te guste a ti. En ese caso, puedes sentarte mejor lejos de la puerta de entrada para evitar el frío en invierno y para evitar ver a la gente entrar y salir.

2. Puedes utilizar tapones para los oídos ya que aunque la biblioteca es un lugar de silencio no existe una calma absoluta.

3. Levántate una vez cada hora. Puedes levantarte para echar un vistazo a algunos de los libros, consultar el catálogo bibliográfico y pasear un poco para estirar las piernas y desconectar.

4. Deja tu teléfono móvil en casa para evitar interrupciones.

5. Lleva en una mochila el material que necesitas para estudiar ese día. No lleves más peso del necesario.

6. Llévate merienda para reponer energía a mitad de la tarde ya que una buena alimentación también favorece la concentración.

7. Acude a estudiar en la biblioteca, especialmente, en esos días en los que tienes mucha pereza y solo te apetece ver la televisión. La austeridad de la biblioteca refuerza la voluntad más que las comodidades del hogar.

8. Aprovecha toda la bibliografía que tienes a tu alcance para preparar la materia.

Más información – Los horarios de las bibliotecas, un inconveniente

Te puede interesar

Escribe un comentario