Cómo combatir la pereza primaveral en la recta final de curso

Cómo combatir la pereza primaveral en la recta final de curso

Muchas veces se idealiza desde fuera la vida de un estudiante cuando en realidad, el esfuerzo de la rutina académica está marcado por la dureza de tener que fortalecer la voluntad más allá de las debilidades internas y también, externas. Es más fácil estudiar con motivación en invierno que en primavera, cuando las largas horas de luz solar invitan más al ocio y a la diversión.

¿Cómo combatir esta pereza interna para aprobar los exámenes de la recta final de curso?

1. En primer lugar, busca un buen lugar para estudiar. Evita quedarte en casa por norma ya que tendrás la tentación de ver la televisión, picar entre horas, hablar por teléfono… Es positivo alternar los ambientes de estudio. Por ello, puedes acudir a la biblioteca pero combinar este lugar de estudio con tu habitación.

2. Aprovecha los largos días de primavera para conciliar de una forma más sencilla tu vida académica y personal. Cierra los libros a partir de las 7 de la tarde y disfruta de las tardes agradables de este tiempo con tus amigos. Cuanto más disfrutas en tu vida personal, más descansas, y te sientes más motivado para estudiar.

3. Queda en grupo con algún amigo que sea responsable para repasar los temas de un examen. Se aprende mucho cuando se trabaja en equipo. Tú puedes hacer preguntas a tu compañero y después, ser tú quien responda a sus cuestiones.

4. Realiza deporte y ejercicio físico porque te ayuda a combatir la astenia primaveral. Intenta hacer los desplazamientos andando en vez de utilizar el transporte urbano.

5. Evita quedarte en el césped del campus disfrutando del sol y piensa que el descanso estival está más cerca de lo que piensas. Pero para poder disfrutar de ese descanso estival, tienes que darlo todo ahora y preparar bien cada examen.

Más información – Cómo preparar bien un examen

Te puede interesar

Escribe un comentario