Como dejar de ser perfeccionista

Como dejar de ser perfeccionista
La trampa que se esconde detrás del perfeccionismo es que existen personas que consideran que esta cualidad es buena cuando en realidad, no lo es. Es decir, el perfeccionista es aquel que tarda mucho tiempo en acabar un proyecto porque nunca termina de darle el visto bueno. Esta cualidad refleja inseguridad, falta de autoestima, pérdida de objetividad y miedo a no estar a la altura. ¿Cómo dejar de ser perfeccionista?

1. En primer lugar, márcate unos plazos objetivos para realizar tus tareas y sé estricto a la hora de cumplirlos. No pongas excusas.

2. En segundo lugar, aprende a relativizar. No pasa nada por no sacar un diez en un examen.

3. Deja de aplazar las tareas como si siempre hubiera un momento mejor ya que no existe mejor instante que este. Aprovecha tu tiempo e invierte tu concentración en tu presente para tener un mejor rendimiento académico.

4. Recibe las críticas constructivas y los elogios de una forma asertiva.

5. Acéptate a ti mismo tal y como eres. Es decir, asume tus límites de una forma lógica.

6. Un primer paso para dejar atrás el eterno perfeccionismo es empezar a tratarte a ti mismo con el mismo cariño con el que tratas a una persona a la que valoras de verdad.

También es posible realizar un proceso de coaching para superar el perfeccionismo.

Te puede interesar

Escribe un comentario