Cómo educar en el asombro

Cómo educar en el asombro

Catherine Lecuyer es autora del libro Educar en el asombro. Una lectura muy recomendable puesto que marca la pauta del la felicidad como un ingrediente que parte de la contemplación y de la capacidad de observar las cosas como la primera vez. Hoy en día, los niños reciben tantos estímulos a través de las distintas pantallas, que este exceso de información, lejos de ser un aliciente para el asombro, la mata. Existe un contexto muy distinto para fomentar esta actitud ante la vida:

1. Desde el punto de vista de la autora, el silencio es ese ingrediente vital que define a todo ser humano y querer huir del silencio es como querer matar aquello que realmente nos define. Mediante el silencio, el niño descubre el entorno que le rodea, se hace preguntas y potencia su mente inquieta.

2. Es muy aconsejable, también, respetar el ritmo infantil en los procesos de aprendizaje. En la actualidad existe un hecho negativo. La infancia se acorta y se adelanta la adolescencia. Quemar etapas de forma rápida significa acelerar en negativo el proceso de crecimiento.

3. Uno de los principales mecanismos para el asombro es crear un universo de belleza en torno al mundo infantil. Pero esta máxima también la podemos aplicar a nuestra rutina diaria todos los adultos. Y un escenario de belleza muy enriquecedor es organizar excursiones a la naturaleza. Cuando la autora habla sobre el concepto de belleza lo hace desde su raíz más profunda y no desde el punto de vista estético puesto que mientras que la moda es cambiante aquello que es bello en sí mismo porque transmite su verdad y su bondad de acuerdo a su naturaleza, lo es de manera atemporal. Solo apreciando el valor de la belleza profunda del mundo y de la vida es posible apreciar la felicidad en las pequeñas cosas.

Te puede interesar

Escribe un comentario