Cómo evitar parecer nervioso en la entrevista de trabajo

Cómo evitar parecer nervioso en la entrevista de trabajo

Es normal sentir cierto grado de nerviosismo añadido ante un estímulo externo como una entrevista de trabajo. En este tipo de situaciones, el estado de tensión emocional desaparece una vez que el candidato ha superado la prueba. Es decir, existe una relación de causa y efecto entre estímulo externo y estado de ánimo interno. ¿Cómo evitar parecer nervioso en esta prueba?

En ocasiones, el exceso de nervios también puede estar causado por no haber preparado de forma óptima la prueba. ¿Cómo preparar la entrevista? Busca información sobre la empresa a través de su página web, elabora una lista de las preguntas habituales en este tipo de pruebas, imprime tu currículum actualizado y llévalo el día de la entrevista (aunque ya lo hayas enviado previamente a la empresa).

Uno de los signos de comunicación no verbal más importantes para transmitir confianza y seguridad en uno mismo es mirar a los ojos del interlocutor manteniendo el contacto visual durante la conversación. La clave reside en mantener un contacto visual intermitente.

Es positivo acudir un día antes de la prueba hasta el lugar en el que se realizará la entrevista para visualizar la zona y conocer el entorno. Hacerlo te ayudará a sentirte más cómodo en tu zona de confort. Del mismo modo, también es positivo elegir un look profesional que ya has utilizado previamente y con el que te sientes bien. Evita estrenar ropa nueva el día en el que tienes una entrevista de trabajo. Cuida el ritmo de tus palabras intentando mantener un tono pausado. Uno de los efectos del nerviosismo es hablar de forma acelerada.

Te puede interesar

Escribe un comentario