Cómo hacer balance de los objetivos académicos durante la Navidad

Cómo hacer balance de los objetivos académicos durante la Navidad

Las vacaciones de Navidad son una dosis de descanso necesario para los universitarios que acumulan un alto desgaste ante la presión de los estudios. Una presión que puede ser todavía más fuerte en la crisis cuando los estudiantes están todavía más desmotivados por un futuro incierto. La Navidad es un periodo de transición hacia el nuevo año, por ello, cualquier estudiante puede hacer balance de sus objetivos académicos de cara el próximo 2014:

1. En primer lugar, puntúa de 0 a 10 el nivel de satisfacción general que tienes de estos doce meses del año desde el punto de vista académico.

2. Tómate la Navidad como un tiempo para descansar, disfrutar de la familia y de las reuniones sociales. El descanso es básico para iniciar el nuevo año con fuerza.

3. Piensa en dónde te gustaría estar después de doce meses. Visualízate a ti mismo.

4. Tomando como punto de referencia ese punto de llegada, desde el punto de partida presente, elabora tu plan de acción personalizado. Los objetivos tienen que ser temporales, medibles y cuantificables.

5. Piensa en positivo porque es mucho mejor empezar el año con actitud emprendedora.

6. Elabora una lista de diez objetivos conseguidos en 2013 de los que te sientas muy orgulloso. Conserva ese papel guardado para poder releerlo en otro momento.

Más información – Cuatro libros recomendados para regalar en Navidad

Te puede interesar

Escribe un comentario