Cómo hacer una lectura positiva de un proceso de selección

Cómo hacer una lectura positiva de un proceso de selección

Un proceso de selección es una oportunidad de aprendizaje práctico que tiene un gran valor al margen de cuál sea el resultado. Existen candidatos que se quedan hundidos cuando no son elegidos en una entrevista de trabajo cuando en realidad, tienen muchos motivos para estar satisfechos.

En primer lugar, el simple hecho de recibir una llamda para hacer una entrevista de trabajo muestra que la empresa ha visto unas cualidades concretas en el candidato que puede ser un potencial empleado de esa empresa. Además, recibir una llamada para hacer una entrevista de trabajo también muestra que el proceso de búsqueda de empleo está dando frutos positivos y que el candidato encuentra una respuesta. Ese tipo de señales te indican que estás en el buen camino.

Además, no ser elegido para trabajar en una empresa significa, simplemente, que esa empresa busca a un profesional con unas cualidades distintas. Cuando una puerta se cierre piensa que es porque algo mejor te espera en tu camino.

Analiza cuáles han sido tus puntos fuertes a lo largo del proceso de selección y cuáles han sido los fallos para poder hacerlo mejor en la próxima ocasión. El objetivo de este ejercicio de coaching que puedes realizar con detenimiento haciendo tus anotaciones en una libreta, es tomar la experiencia práctica como una herramienta de superación que te permite tener un mejor control emocional.

Haz una lectura positiva de los acontecimientos porque la forma en la que afrontas la realidad también te condiciona de una forma positiva o negativa.

Te puede interesar

Escribe un comentario