Cómo reducir el estrés en el trabajo

Cómo reducir el estrés en el trabajo

El estrés no es un buen compañero de vida cuando se sufre de forma constante. Y el trabajo puede convertirse en una fuente habitual de estrés. El verano como punto de descanso no es la solución definitiva al estrés. De lo que se trata es de integrar hábitos en tu vida que te ayuden a cuidarte:

1. Marie Kondo, autora del libro La magia del orden explica en su libro cómo el orden externo tiene un componente emocional puesto que la armonía de un espacio está vinculada con el orden interno del ánimo. Por tanto, puedes seguir los consejos de la autora para crear un despacho saludable. Uno de los criterios que puedes aplicar es guardar únicamente aquello que te aporta alegría e ilusión.

2. El dormitorio debe de ser un templo del descanso y el relax. Por esta razón, es muy conveniente dejar el teléfono móvil y el ordenador fuera de la zona del cuarto. El estrés tecnológico también afecta a nuestra salud.

3. Cada noche, echa un vistazo a tus tareas del día siguiente para visualizar cuál va a ser el itinerario principal.

4. No esperes hasta agotar los plazos de tiempo en la entrega de un proyecto. Anticípate varios días a la fecha de cierre para poder tener un margen para posibles revisiones y correcciones.

5. Concreta cuál es el principal foco de malestar en tu trabajo, cuál es la causa estresante a la que te enfrentas cada día. Para darte cuenta de ello, puedes realizar el hábito de escribir durante dos semanas en un diario qué situaciones te han aportado una energía negativa, en qué momentos te sientes realmente vulnerable. Estas anotaciones te ayudarán a darte cuenta de qué momentos suponen un punto de conflicto para ti. Este paso es muy importante porque en ocasiones ocurre que la persona se siente desbordada por un malestar cuya causa no logra identificar.

Te puede interesar

Escribe un comentario