Consecuencias del cambio de hora en los hábitos académicos

Consecuencias del cambio de hora en los hábitos académicos

Los estudiantes siempre tienen que poner en práctica su fuerza de voluntad para sacar sus estudios adelante, sin embargo, la primavera suma todavía más tentaciones y distracciones ante las que cualquier alumno tiene que tener un buen control emocional. Las largas horas de luz solar que invitan a compartir más tiempo con amigos y pasar más tiempo en la calle deben estar en armonía con tus obligaciones.

¿Cómo afecta el cambio de hora a los estudiantes?

1. En primer lugar, durante los primeros días después del cambio horario es posible que los estudiantes tengan dificultades para conciliar el sueño y sufran molestias como dolor de cabeza a primera hora de la mañana. Del mismo modo, el cambio de hora también puede producir cambios bruscos de humor, irritabilidad y falta de concentración. La relación que existe entre bienestar físico y mental es directa, por ello, los problemas de sueño plantean estas molestias.

2. A pesar de que los días son más largos durante la primavera, el alumno puede tener la sensación durante los primeros días de que no puede llegar a todo y seguir el ritmo habitual como consecuencia de la apatía primaveral.

3. El estudiante también puede adaptar su tiempo de estudios al nuevo horario primaveral para conciliar ocio y trabajo. Lo ideal sería que a partir de las 7 de la tarde te permitas dar una vuelta para desconectar.

Para adaptarte a este cambio horario de una forma natural respeta el ritmo de tu cuerpo, tómate las cosas con filosofía, realiza ejercicio físico y disfruta de una alimentación saludable.

4. Es frecuente la pereza de no tener ganas de ir a clase porque cuerpo y mente notan el cambio de hora y tiene que adaptarse a la nueva rutina.

Te puede interesar

Escribe un comentario