Consejos a tener en cuenta cuando te preparas una oposicion

Consejos a tener en cuenta cuando te preparas una oposicion

Plantearse empezar la preparación de unas oposiciones supone afrontar la transición por un período de importante sacrificio, de momentos de “bajón” y de otros en los que, incluso, te cuestionas tirarlo todo por la borda. Bien, nadie puede garantizarte que aprobarás finalmente, pero tomar en cuenta ciertas consideraciones antes de meterte “en harina” te hará superar los malos momentos mucho mejor.

Lo primero que has de saber es que todo el mundo pasa por las mismas fases que tú puedas experimentar, así que no serás el/la único/a en sentirte algo agobiado/a. Si eres de los que adquieren el temario todo junto, de una vez, tampoco has de alarmarte si te parece excesivo, que lo es, pero que al final, con un correcto trabajo de síntesis y de extracción de las ideas fundamentales, se reducirá mucho.  El temario está ahí, pero eso no significa que tengas que memorizarlo todo en un mes, ante todo tranquilidad, poco a poco irás alcanzando todo.

Importante es establecer un calendario/agenda de estudio. Planifica tu estudio como una actividad más al día, que has de cumplir. No sirven los descansos de tres días y la dedicación plena el resto de la semana. Mejor organizado abarcarás más y con menos cansancio.

Establece pautas de repaso. Cuando se trata de incorporar gran cantidad de conceptos si estos no se repasan periódicamente se corre el riesgo de que se olviden.

Realiza autoevaluaciones de vez en cuando. Si puedes alcanzar tests de simulación de exámenes podrás ir comprobando no solo en qué consistirán sino tu nivel de conocimiento y el de exigencia.

Motívate, prémiate, concédete un pequeño capricho por cada fase alcanzada, si hay algo que crees que merece la pena tener qué mejor momento para conseguirlo que cuando vas alcanzando metas.

Nuestro siguiente consejo es que te involucres en la vida social, real y virtual. Si puedes establecer contacto con otras personas en tu situación podrás obtener recursos, claves y trucos, compartir experiencias y plantearte objetivos. Compañeros de academia, foros especializados, redes sociales especificas, etc. son oportunidades para hacerte más llevadera la empresa.

Y por último, y no por ello menos importante, es que confíes en ti y en que puedes lograrlo. Muchísimas personas han pasado, y pasan, por esa fase y con entrega y un poco de fuerza de voluntad hoy tienen lo que tú tanto ansías. Merece la pena por el puesto de trabajo que deseas, es justo invertir un pequeño período de tiempo a cambio de toda una vida ¿no crees?.

Te puede interesar

Escribe un comentario