Consejos para el día del examen

examen

Cuando vas a presentarte al examen, hay varias cosas que debes tener en cuenta siempre. Cuando te sientes a contestar tu examen, lo primero que debes hacer es pensar bien en la respuesta de las preguntas y no comenzar a escribir rápidamente. Recuerda que en un examen de oposición, las preguntas suelen ser siempre de desarrollo por lo que debes tener también un folio aparte para poder escribir en sucio.

Otra de las cosas que debes tener en cuenta siempre es que no debes colocar todos los datos desordenados, no solamente por la persona que va a leerlos, sino para que no te pierdas entre los datos y tengas que leerlos una y otra vez para saber lo que has puesto ya.

Uno de los problemas principales de las personas que están opositando son los nervios. Los nervios son los que pueden hacer que un examen se apruebe o se suspenda, por eso, mientras estás haciendo ejercicios debes aprender a hacer algún tipo de relajación mental para que cuando llegue la hora del examen, puedas controlar los nervios. Cuando estás tranquilo consigues tener la mente mucho más clara y esto hace que puedas expresarte mucho mejor.

No te dejes dominar por el pánico.

Si no se indica lo contrario, no se ha de contestar con un sí o con un no, hay que razonar la respuesta, pero huyendo de largos discursos vacíos de contenido. Se trata de argumentar con rigor y seguridad.
Para poder reformar las ideas principales lo único que hacer es valerte de ejemplos, pero solamente coloca los ejemplos cuando estés completamente seguro de lo que estás explicando.

Te puede interesar

Escribe un comentario