Consejos para estudiar bajo presión

Consejos para estudiar bajo presión

Estudiar bajo presión no es sinónimo de dejarlo todo para el último momento ya que el nerviosismo aumenta en la medida en la que se acerca la fecha del examen. ¿Qué puedes hacer para concentrarte mejor y estudiar más en una situación así?

1. En primer lugar, busca un espacio cada día que sea solo para ti. Es positivo que aunque solo sea durante quince minutos, puedas desconectar de todo. Intenta dejar la mente en blanco y relajarte.

2. Racionaliza tus sentimientos. Es decir, cuando te sientas más nervioso recuerda que es normal sentir más inquietud ante la proximidad de la fecha del examen. En ese caso, para relajarte, puedes respirar profundamente.

3. Realiza pequeños descansos a lo largo de tu jornada de estudios. También es recomendable que inicies la jornada con un propósito concreto.

4. Combina los espacios de estudio. Por ejemplo, puedes estudiar unas horas en casa y pasar otras horas en la biblioteca. Es positivo romper la rutina, cambiar de entorno y separar espacios para no estar todo el tiempo en casa.

5. No conviertas la excusa de “no tengo tiempo” en una forma de autoboicot. Disfruta todos los días de un paseo relajante. Te vendrá bien para relajar la mente. Del mismo modo, cuida tu alimentación. Tan importante es disfrutar de un buen menú como disfrutar  de los alimentos con calma.

6. Ante la sensación de presión que produce el tiempo tienes que acotar tus prioridades para decidir a qué área dedicas más atención y a qué área dedicas menos interés.

Te puede interesar

Escribe un comentario