Consejos para estudiar por la noche

Consejos para estudiar por la noche

Estudiar por la noche puede convertirse en una necesidad motivada por las circunstancias personales del estudiante. Es positivo aplicar algunos consejos prácticos para cuidar de uno mismo y potenciar el bienestar al alterar el ritmo natural de horarios:

1. En primer lugar, es muy importante seguir estudiando en la zona de estudio habitual. Es decir, coloca todo el material de estudio necesario en tu escritorio y trabaja allí como haces habitualmente. Conviene diferenciar espacios, esta es una de las razones por las que es mejor no leer el libro, mientras estás tumbado en la cama. Ya que además, una correcta postura corporal también potencia una disposición hacia la concentración.

2. Durante el día, el alumno tiene la posibilidad de estudiar los contenidos gracias a la iluminación natural. Sin embargo, en horario de noche, tienes que estar seguro de tener una buena iluminación artificial. En caso contrario, la vista puede sufrir algún efecto negativo como consecuencia del sobreesfuerzo.

3. Márcate un horario de estudio y cúmplelo. Evita estar más tiempo del necesario.

4. Para evitar la tentación del sueño y para romper la rutina de estudio (una sensación de monotonía que puede ser mayor incluso por la noche) es muy importante cambiar la postura corporal. Puedes realizar pequeños paseos por el piso y hacer una pausa de cinco minutos por hora.

5. Puedes tener sobre tu mesa de estudios un botellín de agua para beber pequeñas cantidades de una forma regular y estar hidratado.

Te puede interesar

Escribe un comentario