Consejos para repasar un tema de estudio

Consejos para repasar un tema de estudio
Una de las claves del éxito en el estudio es el repaso que ayuda a afianzar los conocimientos. Por una parte, es aconsejable repasar el tema con una frecuancia diaria hasta realizar el examen. Este repaso implica releer atentamente los puntos más destacados del tema, aquellos que resumen las ideas principales y que han quedado sintetizados a través del resumen o el esquema.

Un ejercicio de repaso práctico es simular que estás contando a otra persona aquella información aprendida en el temario. Para potenciar la autonomía en este ejercicio y no depender de que siempre haya un oyente a quien poder solicitar su colaboración, es posible realizar el ejercicio de recitar en voz alta los puntos principales del tema. De este modo, mientras dices la lección de viva voz, también te escuchas a ti mismo.

Generalmente, las personas tienen más dificultades para comprender y memorizar algún punto en concreto del tema. En ese caso, es este punto el que hay que trabajar más. Puedes utilizar alguna técnica nemotécnica para recordar el mensaje y potenciar tu creatividad utilizando juegos de palabras para recordar aquellos conceptos que te resulta especialmente difíciles de asimilar.

A través de la asociación de ideas, puedes pensar en una palabra que se aproxime al término principal, con el objetivo de utilizar este recurso para memorizarlo mejor y traerlo a tu mente de una forma consciente. Es posible realizar anotaciones en el libro, señalar aquellas partes que requieren de mayor tiempo de estudio para adoptar una actitud activa ante el estudio y tener una adecuada planificación.

Te puede interesar

Escribe un comentario