Contrato único

contrato unico_570x375_scaled_cropp

Causa de pensar en un contrato único es la segmentación laboral producto de la ambigüedad que deriva de la dualidad contractual que existe en España es una de las varias razones que mantienen creciendo los índices de desempleo en el país, pero que afecta sobre todo al sector juvenil, relación que puede corroborarse frente al increíble número al que asciende el desempleo joven (por debajo de los 25 años), el gobierno estima que este 2013 se estima ya ha trepado por encima del 57%.

Si bien los sindicatos arguyen que la existencia de un doble tipo de contrato es necesaria para garantizar los derechos adquiridos para aquellos con contrato fijo, lo cierto es que las empresas hacen abuso del tipo de contrato temporal.

Sabiendo que la oferta es inmensa (más de seis millones de parados), las compañías apuestan por una alta rotación de personal, pues les sale más económico despedir cuantos trabajadores temporales sea posible (hay una ley que impone un máximo) que pasar a planta fija a cualquiera de ellos, cuyo despido acarrearía indemnizaciones a las que, al parecer, no están dispuestos a arriesgarse, aunque eso implique reducir la especialización de sus empleados, la falta de lealtad que existe en las relaciones empleado – empleador y la destrucción progresiva de la utopía de estabilidad.

Desde Bruselas, László Ándor, el comisario de Empleo y Asuntos Sociales de Europa, ha reparado en la posibilidad de crear un contrato único y abierto que elimine las desigualdades que origina un mercado laboral basado en la dualidad contractual que hoy en día mina toda proyección a futuro para más de la mitad de la juventud española.

Más Información – El Gobierno plantea la creación de 30.000 trabajos para emprendedores
Fuente – economia.elpais.com

Te puede interesar

Escribe un comentario