Cosas que te afectan en el trabajo

trabajo estres mujer

Cuando estás trabajando necesitas prestar toda la atención en lo que estás haciendo para poder ser todo lo productivo que la empresa en la que trabajas o tu empresa necesita que seas. No todos los empleados son productivos en sus puestos de trabajo. Si bien es cierto que en ocasiones los problemas personales de los empleados harán que les cueste hacer bien su trabajo, es necesario darles un voto de confianza porque no siempre es culpa suya el no ser productivos todo el tiempo.

Existen algunas cosas que afectan directamente a la productividad de las personas, pero también a su estado emocional y que son cosas que podrían mejorar. Si la empresa empieza a pensar en sus trabajadores de la misma forma que piensa en ganar dinero o enriquecerse, lo que es seguro es que todos irían al trabajo con una sonrisa y la productividad sería mucho más elevada (y recuerda que productividad no significa trabajar más horas).

A continuación quiero hablarte precisamente sobre esto, sobre las cosas que te pueden afectar en el trabajo y que si te afectan, también lo hará a tu rendimiento y productividad.

Trabajar demasiadas horas

En nuestro país se dice que la jornada completa son 8 horas, pero no conozco a nadie que trabaje “sólo” 8 horas. Ya sea para ganar un sobre sueldo porque no llegan a fin de mes con el trabajo, o porque la empresa requiere que acabe trabajo antes de que acabe el día, o porque se concretan reuniones fuera de la jornada laboral… pueden ser muchos motivos, pero las personas suelen trabajar más de 8 horas, entre 9 y 12 está la media. Son demasiadas horas y esto hace que nuestra vida personal, familiar y social se vea demasiado reducida y perjudicada, nos sentimos muy cansados y no logramos reponernos del todo.

trabajo estres hombre

No tener flexibilidad laboral

Ser demasiado rígidos en los horarios laborales hará que los empleados se estresen. Todas las personas tienen vidas fuera de la oficina y puede que quizá algún día un hijo se ponga enfermo, o que haya demasiado tráfico o que simplemente no haya sonado el despertador. Para motivar a los empleados a ser puntuales o que hagan mejor su trabajo no es buena idea sancionar, sino más bien todo lo contrario. La flexibilidad laboral es una idea estupenda para que los empleados puedan conciliar su vida laboral con la personal. Si esto es posible los empleados se sentirán menos estresados y será mucho más fácil que sean capaces de ser más productivos. Por ejemplo se pueden tener horarios flexibles que los empleados escojan y que vaya bien a todos y que en ese tiempo los empleados coincidan dentro de la empresa para poder realizar reuniones o todo lo que sea necesario.

Demasiado estrés en el trabajo

Si un empleado está demasiado estresado, o con sobrecarga de empleo que no puede con todo, lo más probable es que en algún momento su cuerpo le diga que no puede con todo y tenga que coger alguna baja por enfermedad, quizá sea un resfriado o quizá una depresión. En cambio, con equipos de trabajo o con asignaciones de trabajo adecuadas que las personas puedan realizar según sus capacidades, es probable que puedan trabajar más y mejor.

Overwhelmed Office Worker

No disponer de las herramientas necesarias para poder desarrollar bien el trabajo

En ocasiones se necesitan herramientas que las empresas puede que no tengan o no proporcionan a sus empleados. Es posible que sea por falta de economía o por recortar demasiados gastos, pero la realidad es que los empleados no pueden realizar bien su trabajo si cuando llegan a su puesto no tienen las herramientas que necesitan para desarrollar su labor.

Para asegurar el rendimiento de la compañía es muy importante que el personal disponga de lo que necesita para cumplir su función, ya sea desde algo tan simple como papel y bolígrafos, como una impresora, fotocopiadoras, ordenadores… lo que se requiera en cada momento. Es una inversión por productividad y los empleados lo necesitan.

Demasiado autoritarismo

En una empresa donde el jefe es el “ser superior” sólo conseguirá que los empleados lleguen a revelarse. Está claro que el jefe debe tener autoridad, pero siempre tendrá que hablar a sus empleados de forma horizontal, porque todos en este mundo, antes de nada somos personas.

Te puede interesar

Escribe un comentario