Culminar con éxito la formación Universitaria

Si desde primaria nos repiten, hasta la saciedad, que debemos aprender una técnica de estudio adecuada, que es imprescindible distribuir bien nuestro tiempo y organizarnos mejor, o que debemos ir motivados a las clases, realmente no son consejos dados al azar, con toda probabilidad nos están advirtiendo de que todas estas costumbres deben adquirirse porque en la formación Universitaria nos hará falta todo ese compendio de recursos.

Si algo no llevamos bien “practicado” es muy probable que, como suele suceder, no se encuentre el aliciente necesario y, desgraciadamente, se abandone antes de tiempo.

No existen “fórmulas mágicas” para triunfar en la Universidad, realmente el secreto no va más allá de la propia motivación, una mayor competencia y autoexigencia, capacidad de sacrificio, ser capaz de una considerable independencia y tener bien claro qué se quiere conseguir con esta etapa de la vida. Pero no debes relajarte, pues la fase universitaria requerirá de ti unas buenas dosis de gestión económica para administrar el capital con el que cuentas para sufragar los gastos que surgirán, y que muchas veces tus padres han tenido que conseguir mediante financiación externa.

Será conveniente que te cuides mucho más y mejor. Hacer deporte te hará sentir bien y logrará que te levantes del asiento y de los libros y de que practiques algo de vida social.

Si de relacionarte con otras personas hablamos, no desdeñes las fantásticas posibilidades que te brinda el campus universitario. Participa en clubes con intereses comunes, asiste a eventos sociales,.. déjate envolver por el ambiente y conoce otras personas con tus mismas dudas e inquietudes, es la mejor manera de compartir y de aprender de las experiencias de otros.

Por otro lado, haz de la Biblioteca tu gran aliada. No escatimes el tiempo que permanezcas allí, toma cuantos apuntes precises, amplía información, y conviértela en un rincón de estudio útil y provechoso.

Si bien todos estos consejos no garantizan que apruebes una carrera sí te serán de muchísima ayuda. Recuerda que lo que logres con tu formación universitaria te servirá para el resto de vida. ¿Acaso no merecen la pena unos años de esfuerzo para beneficiarte después?

Te puede interesar

Escribe un comentario