Cursos de buceo y submarinismo

Cursos de buceo y submarinismo

Si hay algo que caracteriza a todas las personas que practican buceo y submarinismo es la pasión por la práctica de esta disciplina deportiva y de ocio. Todos coinciden en que una vez que se realiza una primera inmersión es casi imposible no volver a repetir la experiencia. El miedo a las profundidades, o a no controlar bien la respiración, son los temores más comunes para no lanzarse a probar su práctica. Para estas personas existen programas de aproximación al buceo y submarinismo de un día de duración. En estos breves entrenamientos el alumno realiza una inmersión en un medio acuático cerrado (piscina) junto a un instructor profesional, y junto a él aprende a respirar y controlar el regulador y a adaptarse a la ingravidez propia del medio.

Superada esta fase puede comenzar un curso de buceo y submarinismo propiamente dicho, y a partir de aquí adquirir experiencia y una certificación oficial que le permita su práctica en los centros de buceo.

introducción al buceo y submarinismo, en piscina

Lo que has de tener en cuenta a la hora de decidirte por realizar un curso de buceo y submarinismo. Lo primero de todo es indagar sobre el centro de enseñanza, que ha de contar con instalaciones adecuadas y permitirte la práctica de la inmersión -tanto en piscina como en el mar-  junto a instructores titulados. Es valorable también que las embarcaciones en las que se parta hacia las actividades subacuáticas estén bien equipadas, que te realice un seguro con las coberturas marcadas por la D.A.N (siglas de Divers Alert Networks, coloquialmente y como se conoce  en el gremio “Red de buceadores”) y que te expida la Certificación de la CMAS, la Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas.

Todas las buenas escuelas de buceo se encuentran asociadas en la CMAS, por lo que tendrás la seguridad de que obtendrás una Certificación aceptada y reconocida por las Federaciones de Buceo y las Instituciones gubernamentales. En estas Certificaciones, por ejemplo, se hace constar el grado (en estrellas) de experimentación del buceador, siendo de 4 para el más avezado o de 1 estrella para el recién iniciado.

Te puede interesar

Escribe un comentario