Cursos para iniciarse en el e-commerce

La fórmula para llegar a más clientes, ofrecer más productos sin necesidad de stock físico incluso y aumentar el área de expansión de nuestro negocio no pasa por contratar agentes comerciales, sino que hoy es posible hacerlo a través de un método sencillo y muy económico: abrir una tienda online.

El e-commerce está siendo el “salvavidas” de muchas pymes que ya no pueden soportar el coste que conlleva mantener una tienda física y el modo de comenzar una actividad comercial para muchos otros emprendedores que no cuentan con mucho capital en sus inicios. Sea como fuere, si estás firmemente decidido/a a ponerte en marcha con una tienda online tienes dos opciones: contratar los servicios de empresas que pueden gestionarlo todo o hacerlo por ti mismo/a.

En el primer caso obtendrás no solo un servicio “en mano” de todo cuanto buscas para empezar, sino que contarás con un soporte que resolverá cuantas dudas te surjan, sobre todo al principio, pero has de contemplar añadir un coste añadido por todo esto. Si, en cambio, te gusta probar por tu propia cuenta y no le tienes miedo a los retos la opción pasa por ahorrarte bastante dinero, lo único que tendrás que hacer es dar de alta un nombre de dominio que describa tu actividad y comenzar a “construir” tu modelo de negocio digital.

Hoy tienes tres buenas posibilidades, con versiones estables que se revisan de continuo y buenas comunidades de soporte,  a la hora de crear tu tienda online, y será por alguna de ellas por la que muy probablemente te inclines a la hora de empezar.  Dos de ellas son soluciones que funcionan de manera independiente (Magento y Prestashop), instalándose directamente en el servidor, y la tercera es una extensión de un software que necesita de este (Joomla!) para poder implementarse: Virtuemart.

En la red puedes encontrar muchas opciones para aprender a usarlos, no obstante, más adelante te orientaremos sobre donde te ofrecen cursos con los que formarte.

Te puede interesar

Escribe un comentario