Deja que tu hijo se exprese… dibujando

Si alguien nos pregunta sobre alguno de nuestros recuerdos de la infancia más importantes más de uno/a nos plantearíamos elegir, de entre varias actividades, aquella que destacaba sobre las demás. Leer cuentos, jugar o pintar forman parte intrínseca de la infancia y crean, en buena parte, lo que somos de adultos. ¿Te has preguntado alguna vez por qué los niños necesitan dibujar constantemente?. Dibujar para ellos es, la mayor parte de las veces, su forma de expresarse, revelando su estado anímico, su sensibilidad, lo que percibe, y como percibe, su entorno.

Los beneficios del dibujo en la infancia

Pero hay más, si un niño emplea el dibujo como una tarea cotidiana estará ayudando a desarrollar su imaginación, reforzando su autoestima, desarrollando su cerebro, fomentando el gusto y la afición por el arte también pero, sobre todo, se estará divirtiendo. Lo que hace de esta actividad algo tan ameno y placentero es el componente de espontaneidad, surge de manera natural y pone en marcha la imaginación.

Tan importante es dejar que un niño se exprese y que desarrolle determinadas capacidades y destrezas dibujando como el hecho de proporcionarle los elementos necesarios para llevar a la práctica esta tarea. A veces se pasa por alto este detalle, pero es fundamental abrirle un abanico de posibilidades en lo que a materiales se refiere: ceras, lápices, rotuladores, acuarelas, hojas, cuadernos, láminas, cartulinas, … así como brindarle un espacio de trabajo en el que se sienta cómodo/a y donde pueda tener todos sus utensilios ordenados, de esta manera aprenderá -además- la importancia de la buena organización.

No pases por alto este detalle tan importante en la educación de tus hijos, déjales que se expresen, que crezcan y se desarrollen correctamente… dibujando

Te puede interesar

Escribe un comentario