Difíciles retos para el nuevo Ministro de Educación

José Ignacio Wert es, desde ayer jueves, el nuevo Ministro de Educación, cultura y deporte español. Este abogado de 61 años tiene ante sí un difícil reto si quiere sacar a flote su Ministerio, profundamente dañado por los últimos acontecimientos en materia de huelgas por recortes, deudas y planes de reformas que parecen no ver nunca la luz.

Difíciles retos para el nuevo Ministro de Educación

Muchas reuniones le esperan al Ministro, quien ya ha reconocido que su cartera requiere de “mucho diálogo y negociación”. Para empezar, uno de los muchos objetivos que han de cumplirse responde al hecho de disminuir la tasa de fracaso y abandono escolar, que en España -aunque va reduciéndose-  aun es elevada y se sigue situando por encima de la media de la U.E.

Está prevista una nueva reforma de la Ley Orgánica de Educación (LOE), a través de la cual se introduciría un nuevo curso al Bachillerato, quedándose en tres, además de modificaciones en la Educación Secundaria y en la Formación Profesional, donde primarán los programas formativos basados en la conyuntura del mercado laboral y con mayor énfasis en una formación teórico-práctica.. No se quedan en estos los deseos del recién nombrado máximo representante del Ministerio, ya que igualmente existen claros planes al respecto de enfocar  el asunto del derecho de los alumnos a recibir la enseñanza en español, además de en la lengua cooficial y presentar un modelo de educación español basado en la calidad.

No será fácil, ya lo sabemos, dada la magnitud de cabos sueltos que existen actualmente en este Ministerio; a este respecto, Wert ha afirmado ser consciente de lo que tiene por delante y del reto que todo ello le supone. Nosotros le deseamos mucha suerte y esperamos que nuestro modelo educativo, y la formación de nuestros estudiantes, no se vea mermada, sino que gane en calidad y se muestre mucho más competitiva.

Te puede interesar

Escribe un comentario