Dónde y cómo estudiar mejor para las oposiciones

estudiar para las oposiciones

No es necesario ser estudiante escolar para saber cómo se debe estudiar y qué se debe hacer para poder rendir al máximo en las horas de estudio. Desgraciadamente en la escuela no enseñan a cómo estudiar, ni tampoco en el Instituto y mucho menos en la universidad, parece que tenga que ser algo que se deba llevar innato. Pero esto no es así, si no tuviste la suerte de que en tu época de estudiante pudiste tener a algún maestro o profesor que te enseñase las mejores técnicas de estudio es más que probable que te sientas perdido a día de hoy para saber cómo y dónde estudiar exactamente.

Cuando se trata de estudiar unas oposiciones es muy importante saber dónde se tiene que estudiar y cómo se debe hacer, porque estas dos claves resultan primordiales para poder rendir al máximo y encontrar el éxito. Si no se estudia bien y además no tienes el sitio adecuado para hacerlo, lo más probable es que aunque quieras hacer las cosas bien, no rindas al máximo de cómo deberías hacerlo.

El entorno de aprendizaje es muy importante para obtener buenos resultados en tu estudio, así que desde hoy mismo si estás planeando empezar a estudiar para tus oposiciones, tendrás que evitar las distracciones innecesarias porque así podrás mejorar tu concentración de forma espectacular. ¿Tienes la manía de estudiar con el móvil al lado? ¡Apágalo o ponlo en silencio! Que el Whatsapp o el Facebook son tentaciones demasiado apetecibles. No tiene sentido estudiar en un ambiente que no te ofrezca lo que necesitas para tu concentración.

estudiante

Encuentra tu lugar

A veces se dice que cada lugar tiene su propósito y en cuanto al estudio esto es así. El mejor lugar para estudiar es donde te sientas más a gusto, sin distracciones y a sabiendas de que nadie te molestará en el tiempo que hayas decidido ponerte a estudiar. Necesitas estar concentrado.

Hay estudiantes que tienen la concentración necesaria para poder estudiar en lugares llenos de personas, pero la mayoría necesitan absoluto silencio, privacidad y comodidad para poder obtener el máximo rendimiento de la sesión de estudio. La tendencia creciente entre los estudiantes por estudiar en cafeterías con gente riendo, con música o tomando café está lejos de ser un ambiente adecuado para el estudio, por lo que el rendimiento para las oposiciones es definitivamente inferior a lo que debería ser. La sobrecarga de estímulos en estos entornos resta seriedad a la capacidad de enfocar la atención sobre lo que se debe aprender.

El lugar de estudio ideal

El lugar de estudio ideal deberá ser un sitio dedicado exclusivamente a este fin. No debe ser un lugar donde comas habitualmente, ni donde duermas, ni donde veas la televisión, y mucho menos un lugar donde estés hablando con los amigos, o escuchando música o haciendo ejercicio. Por eso tendrás que excluir de tus lugares de estudio la cocina, la cama, la sala de estar o el comedor. Intenta escoger un lugar que no sea tu dormitorio pero que sea cómodo para ti y que puedas almacenar tu material de estudio para las oposiciones de forma permanente. Un despacho de estudio o la biblioteca (aunque tengas que llevar y traer los materiales) son lugares aptos para estudiar adecuadamente.

Male student with laptop

La temperatura

La temperatura de la estancia donde estés estudiando para las oposiciones tendrá que ser equilibrada, ni demasiado caliente porque te dará sueño ni demasiado frío porque te desconcentrará. El aire debe ser fresco, ya que necesitas oxígeno para alimentar a tu cerebro.

La iluminación

Dentro de lo posible es necesario que escojas un lugar con la máxima luz natural posible en lugar de hacer con luz artificial. Aunque si tienes que tener luz artificial tendrás que escoger una luz incandescente sobre la luz fluorescente, ya que en caso contrario tendrías que forzar demasiado la vista.

El asiento

Es importante que tengas en cuenta el tipo de asiento para tu estudio, tendrás que elegir la mejor silla para que no te duela la espalda y puedas estar largas sesiones de estudio. Las sillas ergonómicas son las más adecuadas porque te permiten mover sin necesidad de levantarte. Es decir, una buena opción es la que apoya el cuerpo y te permite estar sentado mucho tiempo sin malestares físicos. La parte posterior de la silla y el asiento tendrán que estar acolchados y tus plantas de los pies tendrás que tocar el suelo. Si no tienes una buena silla, te aconsejo que añadas una almohada para que sea más cómodo el rato de estudio.

Te puede interesar

Escribe un comentario