¿Duerme nuestro hijo lo necesario?

dormir

El descenso en el rendimiento escolar de nuestro hijo puede deberse muchas veces a un descenso en las horas del sueño. A pesar de que la mayoría de niños se disgustan cuando se tienen que ir a dormir, es bueno que lo hagan pronto para que puedan dormir un mínimo de 8-9 horas y estén descansados para afrontar un duro día de trabajo en el colegio y en las posteriores actividades en las que participe.

Como hemos comentando,  el papel del sueño es muy importante en la atención de nuestros hijos en clase. De hecho si tu hijo está en una edad temprana deberá dormir más de 8 horas pues de lo contrarió estará bastante cansado por las mañanas. Un estudio de la Universidad de Stanford informó que los adolescentes necesitan algo más de 9 horas para poder estar descansados y rendir al máximo el día siguiente.

Para que no haya problemas de sueño es recomendable no tomar productos con cola que alteran el sueño y pueden impedir que nuestro hijo descanse correctamente. El resultado de no dormir mal será negativo a nivel escolar pero también a nivel físico, ya que está demostrado que dormir poca aumenta las posibilidades de que nuestro hijo tenga sobrepeso.

Lo mejor para rendir al máximo por las mañanas es despertarse de forma natural, si te duermes temprano posiblemente no necesites ni despertador para empezar el día con energía y no con la sensación de estar cansado. Dota a tus hijos de hábitos saludables desde pequeños y no tendrás que preocuparte por su hora de dormir cuando sean adolescentes.

Te puede interesar

Escribe un comentario