Ejercicios para leer más rápidamente

ejerciccios-lectura-rapida

Una lectura rápida requiere que el ojo esté entrenado para moverse de la forma más rápida posible sobre una hoja, no tanto para seguir la hilera de palabras sino para percibir palabras y grupos de palabras y para localizar información.

Los siguientes ejercicios pueden ayudar a leer más rápidamente.

1. Localizar la presencia de una palabra preseleccionada.

  • En una página, contar lo más rápidamente posible cuántas veces aparece la preposición “de”, el artículo “un” u otra palabra elegida.
  • En una página de tema conocido controlar la presencia de tres vocablos muy probables en dicho tema.
  • Extraer un término del índice analítico de un libro, luego abrir la página en la que está citado este término indicado en dicho índice  y localizarlo lo más rápidamente posible.

 

2. Localizar la presencia de un grupo de palabras.

  • En una página, contar con máxima velocidad posible cuantas veces aparecen secuencias tales como: “de un” o “por el”.

3. Localizar la presencia de informaciones específicas.

  • Leyendo rápidamente un texto fijarse en una información en particular y tener en cuenta las palabras inmediatamente cercanas.
  • Plantearse preguntas respecto al tema que se esta leyendo y responderlas sin mirar el texto.

4. Ampliar el campo de fijación del ojo.

  • Intentar mover lo menos posible el ojo, ampliando el campo de acción, incluyendo la mayor cantidad de palabras en cada fijación.
  • Entrenarse para mover el ojo con rapidez, fijando primero el comienzo y luego el final de cada renglón.

 Para obligar al lector a proceder con rapidez frente al texto, existen programas informáticos que te pueden servir de herramienta. En cada caso hay que encontrar un punto de equilibrio entre la localización y comprensión de los puntos importantes del texto.

Te puede interesar

Escribe un comentario