El acoso escolar da el salto, de las aulas al terreno virtual

acoso-escolar

Las tecnologías facilitan la vida del ser humano, gracias a la comodidad de internet, es más fácil poder resolver dudas en los estudios, poder estudiar a través de la teleformación pero también, aquellos niños que sufren acoso escolar, prolongan su malestar también en el ámbito virtual. Una angustia excesiva propia del siglo XXI donde el ciberbullying es una realidad preocupante y alarmante por el sufrimiento que causa en las víctimas.

Una persona que sufre acoso escolar tiende a no creer en sí misma, se encierra y se aísla de los demás (es una forma de evitar el dolor que produce una humillación), muchas veces, viven en silencio su situación… El ciberbullying en cierta forma, resulta más impersonal, sin embargo, el daño que se hace a la víctima es mucho mayor. Porque las dimensiones de un comentario hecho en la red tienen un gran proyección.

La Fundación Protégeles ha dado la voz de alarma en la importancia de luchar contra el acoso escolar por el sufrimiento silenciado de la víctima quqe necesita ayuda de un entorno que por suerte, cada vez es menos indiferente ante este tipo de hechos. Algunos centros educativos han tomado medidas, por ejemplo, ante el uso del Gossip, una aplicación de la que se puede hacer un uso negativo al publicar rumores falsos o al someter a humillaciones a una persona.

En la sociedad del siglo XXI, todos estamos en la era de las tecnologías, sin embargo, también estamos demasiado deshumanizados teniendo en cuenta datos de este tipo. El acoso escolar muestra el sufrimiento innecesario de personas que tienen miedo de ir a la escuela o al instituto por vivir día a día en un clima hostil.

Te puede interesar

Escribe un comentario