El alto coste de ser autónomo en España

oposiciones2004012015

Recientemente la revista Forbes ha publicado un estudio retrospectivo sobre la situación impositiva y de pago de cuota de los autónomos en diversos países europeos. En el ranking el régimen de autónomos vigente en España no sale muy bien parado: desembolsos importantes inclusive antes de iniciar su actividad, un nivel muy bajo de prestaciones y engorros burocráticos como tener que liquidar el IVA trimestralmente son algunas de las desventajas

Los datos provienen de un estudio que ha publicado la revista Forbes. En el estudio se analizan los costes en los que incurre un autónomo en diversos países europeos en el momento de darse de alta e iniciar la actividad. Los resultados no dejan en muy buen lugar a nuestro país ya que la revista demuestra que ser autónomo en España es una auténtica carrera de obstáculos.

Con motivo de la crisis son muchos los expulsados del mercado laboral por cuenta ajena que deciden iniciar como autónomo alguna actividad empresarial. Es tal el aumento de los cotizantes del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos que actualmente supone el 19% de la fuerza laboral.

La revista Forbes publica en sus páginas que el autónomo español tiene muchas dificultades para poder ejercer su actividad debido a los altos desembolsos económicos que tienen que efectuar inclusive antes de iniciar su actividad. Entre los mejores países europeos para ser autónomo se encuentra Francia.

Forbes valora con una nota de 9,5 sobre 10 las ventajas que tienen el autónomo francés con respecto a los de otros países europeos. Esa bonancible situación de los autónomos galos e explica porque el pago de las cuotas a la Seguridad Social y los impuestos se basan en la familia profesional donde se desarrolle la actividad y las ganancias que se tengan.

Además el autónomo francés está exento de pagar ningún tipo de cuota el primer año de actividad. Con el alta en el régimen de autónomos francés estos tienen derecho a la asistencia sanitaria, jubilación, incapacidad temporal y pensiones de viudedad e invalidez.

El segundo país europeo dónde más interesa ser autónomo es el Reino Unido. Allí todos los autónomos pagan una cuota fija que varía desde los 13 a los 58 euros. En ese país el Impuesto sobre el Valor Añadido se paga anualmente no teniendo los autónomos que pasar por el engorroso proceso de pagar el IVA cada tres meses como sucede en España.

Te puede interesar

Escribe un comentario