El auxiliar de biblioteca

auxiliar de biblioteca

Todos hemos acudido, en mayor o menor medida, a una Biblioteca. Muchos de nosotros seguimos frecuentando esos espacios de cultura e historia donde el silencio es protagonista sin quererlo, donde se puede encontrar la inspiración para escribir y la tranquilidad para estudiar. Muchos de nosotros hemos necesitado una Biblioteca, además, para encontrar un documento oficial, consultar un libro, devolverlo o reservarlo, y siempre nos ha atendido una persona muy amable, quien nos ha mostrado el pasillo donde encontrar lo que buscamos. El auxiliar de Biblioteca es esa figura igualmente silenciosa pero igualmente útil e imprescindible, como los libros…

Si eres de los que te has preguntado alguna vez la manera en la que uno puede llegar a ejercer como auxiliar de biblioteca hoy te vamos a dar una orientación.  Para empezar, y si hablamos del modo de acceso, hay que señalar que, en el caso de una Biblioteca pública, la forma de contratación es a través de una oposición.

La prueba suele enmarcarse dentro del ámbito de las corporaciones locales, normalmente un Ayuntamiento o Diputación, así que deberá ser dentro de estos organismos donde deberás buscar la información necesaria en caso de que quieras optar por prepararte una oposición de este tipo, además de en el Boletín Oficial de tu provincia o comunidad autónoma. Por otro lado, en cuanto a la preparación académica exigida para el puesto deberás atender, como ya hemos dicho, a las Bases de la convocatoria. En muchos casos podrán optar los que posean una titulación de grado medio o superior, los licenciados en carreras como Historia o Filología, y, como no, los Diplomados en Biblioteconomía y Documentación.

Te puede interesar

Escribe un comentario